Películas comedia – Noviembre 2018

 

Ted

John era un chico que le costaba socializar con las personas. Un día deseó que su peluche tuviera vida y así fue. Todo era de color de rosa hasta que Ted se volvió maleducado y algo gamberro.

 

 

 

 

 

 

 

Y de repente tú – Trainwreck

Amy es una chica que disfruta de la vida y no quiere atarse al amor por eso sigue unas reglas que ella misma ha creado: no quedarse a dormir en casa del chico con el que se ha acostado y al revés. Todo cambia cuando conoce a Aaron.

 

 

 

 

 

 

Johnny English

Alguien ha robado unas joyas y Johnny English es el encargado de descubrir quien y como las robaron.

Never goin’ back

Jessi y Angela son dos mejores amigas las cuales trabajan en un restaurante de camareras. Pronto será el cumpleaños de Angela y Jessi quiere hacerle un regalo especial pero tendrán que trabajar algunas horas extras para costearse la sorpresa. Todo se va al grano cuando su hermano se mete en problemas de dinero y no pueden pagar el alquiler.

 

 

 

 

 

 

El becario – The intern

Ben es un hombre viudo el cual siempre le gusta estar activo y seguir una rutina para mantenerse vivo. Un día ve un cartel en el cual necesitan un becario para una empresa de moda. Ben no está al día de las nuevas tecnologías pero para él nada es imposible y pide ayuda a su nieto para poder grabar un vídeo y presentar su currículum vitae y consigue el trabajo. Jules es la empresaria, una chica casada con hijos y algo estresada por todo lo que conlleva tener una empresa. Ben aporta esa estabilidad y felicidad que la empresa necesitaba ya que todos los empleados lo adoran.

Bad Teacher

Elizabeth es una profesora de instituto la cual le gusta más ir de fiesta y conocer a chicos ricos que dar clases a los alumnos. Elizabeth solo se mueve por el interés del beneficio e intentará conseguir que los alumnos aprendan a su manera para poder y aprobar unos exámenes finales y por otra parte ella conseguir más dinero para lograr obtener sus caprichos.

Una buena receta – burnt

Adam Jones es un chef que tiene dos estrellas Michelín y debido a su adicción a las drogas perdió el rumbo. Cuando volvió a sentar la cabeza sabía que quería ir a por todas y ganar la tercera estrella Michelin en su futuro restaurante.

Comparte esta entrada en tus redes sociales
Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *